Sin categorizar
¡Valóranos!

Mayo 2019.- ¿Te has parado alguna vez a pensar los diferentes usos que puede llegar a tener la lejía para la limpieza de tu hogar o lugar de trabajo? En Orache te presentamos nuestras pastillas sustitutivas de la lejía líquida convencional y sus diferentes usos.

Las pastillas multiusos higienizantes presentan un fácil uso y dosificación, proporcionando una limpieza en profundidad en cualquier tipo de superficie, incluyendo su utilidad en lavadoras como blanqueante y en el WC.

Modo de empleo:

  • Para el suelo: Meter 1 pastilla en un cubo de 5 litros de agua preferiblemente templada. Dejar disolver durante 2 minutos. La disolución ya está lista para su uso. Fregar el suelo y dejar actuar durante 5 minutos.
  • Para la cocina: Superficies, encimeras, fregadero, neveras: meter 1 pastilla en el cubo de 5 litros de agua. Dejar disolver durante 2 minutos. La disolución ya está lista para su uso. Aclarar con agua.
  • Para el baño: Llenar el lavabo. Añadir 1 pastilla. Dejar actuar durante 5 minutos. Aclarar con agua. Para la bañera, meter 1 pastilla en cubo de 5 litros de agua, y fregar el interior. Dejar en contacto durante 5 minutos y aclarar.
  • Para el W.C.: Depositar 1 pastilla directamente en el fondo o en la propia cisterna. Dejar actuar durante 5 minutos sin tirar de la cadena. Fosas sépticas: Máximo 1 pastillas a la semana.
  • Para la ropa blanca: Aplicación blanqueante. En lavadora (por cada carga de 4 a 5 Kg): Para un efecto blanqueante, colocar 1 pastilla en la cubeta de las pastillas junto al detergente, o si no directamente sobre la colada. A mano: Para un efecto blanqueante, diluir 1 o 2 pastillas en 10 litros de agua. Dejar la ropa mojada (5 minutos máximo) después aclarar 3 veces con agua. 1 pastilla para la ropa de color y tejidos sintéticos si la etiqueta de esos artículos lleva el símbolo CL.
  • Para lavavajillas: Añadir 1 pastilla junto a la de lavavajillas estándar, para ayudar a eliminar restos de materia orgánica y mantener limpio el propio lavavajillas.

También cuentan con una serie de beneficios como:

Facilidad de uso: se disuelve la pastilla en la cantidad de agua recomendada para cada aplicación. La desinfección se realiza por contacto. La disolución se aplica directamente sobre la superficie, dejando actuar y aclarando finalmente. También se puede aplicar una vez disuelto, con paño, bayeta o fregona.

Dosificación fácil: se diluye una pastilla directamente en un cubo entre 8 y 10 litros de agua. Únicamente se sobrepasa la dosificación si se requiere de una desinfección con mayor garantía.

Seguridad: el producto es mucho más seguro que la lejía convencional, puesto que son pastillas sólidas. En caso de rotura del bote, no se pierde producto al no ser líquido. En caso de que se caiga una pastilla al suelo, se recoge y se puede  guardar de nuevo (siempre y cuando no se haya mojado). En la mayoría de los casos, se incluye un vomitivo en caso de ingestión accidental.

Logística: las pastillas son ultra concentradas y ocupan muy poco. Por ello, se pueden suministrar en tres formatos diferentes: botes de 160 gramos (48 pastillas), 0,50 kg (150 pastillas) y 1kg (300 pastillas). Teniendo en cuenta que el bote de 160 gramos (48 pastillas) equivale a 6 litros de lejía convencional, supone un ahorro de peso, espacio y volumen importante a la hora de realizar la compra. Y, también un ahorro de coste logístico de cara al almacenaje.

Cuidado del medio ambiente: al ser pastillas sólidas, los envases de plástico y al aprovecharse el producto sobrante… Con Cleanpill se ahorra en transporte de agua, favorece el reciclaje y no se generan residuos.

¡Disfruta de sus ventajas!

¡No te arrepentirás!

Si estas interesado, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te informaremos de los diferentes envases, cómo adquirirlos y diferentes aplicaciones en nuestra oferta de productos.

Equipo de Comunicación

Orache Desinfection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario